Los materiales

Definimos los materiales que tenemos para trabajar de la siguiente forma:

– Materiales de percepción sensorial: texturas, olores, formas, sonidos…

– Materiales de prelectura y precálculo: letras y cifras, clasificación, regletas…

– Materiales de destreza manual: tipo banco de carpintero, trasvases, telares, juguetes para enhebrar…

– Materiales de expresión plástica/desarrollo artístico: pinturas, papel, pegamento, arcilla, plastilina, cera de abeja, materiales “atípicos” para manipularlos de forma libre o a nivel sensorial (arena, harina, arroz, legumbres secas, conchas)…

– Materiales de vida práctica: utensilios de limpieza y de cocina, objetos de la vida cotidiana…

– Materiales para juego simbólico: casas de muñecas, cocinitas, comida de juguete, una granja de juguete, vehículos varios. Telas y accesorios para disfrazarse.

– Expresión musical: tambores, xilófonos, panderetas, flautas, maracas etc…

– Espacio dedicado a los libros: aunque de momento nuestros niños son muy pequeños, sí pueden mirarlos y pedir que se les cuenten cuentos.

– Biblioteca de adultos: habrá también a disposición de los padres una serie de libros de crianza y pedagogía que reflejen nuestra filosofía.

Todos los materiales citados se colocarán de forma ordenada dentro de la misma sala, distribuidos de forma que l@s niñ@s puedan verlos, cogerlos y volverlos a dejar en su lugar, excepto los materiales de expresión plástica, que quedarían en un espacio separado. Después de usar los materiales el/la propi@ niñ@, con o sin ayuda de un adulto (según sus necesidades) limpiaría y recogería.

Se reservará una zona, “el rincón tranquilo” para aquell@s niñ@s que necesiten recostarse un rato para  descansar.

Elementos que acompañan la vida en el aula:

Música: la música estará presente a ratos, como fondo. En algún momento podrá ponerse música para bailar si apetece, pero de forma puntual.

Contadores de tiempo: habrá algunos indicadores del paso del tiempo, sin hacer especial hincapié en ellos, por ejemplo: un reloj con dibujos en las horas claves; un calendario con dibujos adecuados al momento del año etc…

La palabra escrita: por ejemplo, las pertenencias de cada niño pueden guardarse en cestitas con el nombre bien visible. Es cuestión de que los niños sepan que las palabras escritas tienen una utilidad y las vean en su entorno.

 

 

Arriba, una mesa con elementos de juego para niños de 3 a 6 años muy “montessoriana”. La madera es el componente fundamental. El agua está presente.

Aparentemente objetos sin ningún interés desde la perspectiva de un adulto representan mundos de experimentación inequívoca para el niño. La esponja permite secar el agua que se pueda verter y lo hacen ellos mismos. Están presentes elementos que ayudan a desarrollar la sicomotricidad fina.

Abajo, presentamos algunos de los materiales con los que contamos en “La llave de oro”

Juego Montessori , bloques de cilindros, de 3 a 6 para la mejora de la destreza manual y la coordinación visual de elementos.

En la parte baja del armario juego de bastidores (para mejorar su destreza manual para anudar, abotonar, etc.), encajes geométricos de madera, etc.

La torre rosa con soporte o la escalera marrón preparan al niño para la geometría. La cajita de candados (derecha) mejora la destreza manual y visual.

Las letras de lija de Montessori (minísculas y mayúsculas) permiten al niño “percibir” la escritura por el tacto.

Sólidos geométricos para 3-6 años.

Las cuentas y tiras de cuentas preparan al niño para las matemáticas. Se evoluciona desde un nivel mínimo de abstracción a un nivel cada vez mayor, para facilitar la comprensión profunda en los conceptos matemáticos.

La tabla triangular de perlas de colores permite asociar cuentas (una dimensión en la unidad) y extensión (dos dimensiones en la longitud de la fila de cuentas).

Este material se compone de un set de cadenas de “cuadrados” de perlas de colores del 1 al 10 y 10 placas (cuadrados) correspondientes a las cadenas y un soporte de pared para colgarlas.

Tablas de números lija, puzzles de frutas en madera, zapatillas de madera para anudar o cilindros de textura son elementos propuestos en el aula.

Cilindros de olores y de texturas distintas están a disposición de los niños.

Caja de candados con forma de casita

Lectura inspiradora y lectura que se propone a los adultos:

Anuncios