Las normas

En un mundo reglado  y plagado de normas, parece que no podemos realizar ninguna actividad sin que nos expresen las “normas” de antemano. Nuestro objetivo con los niños es que integren ciertas normas básicas basadas en el respeto propio y ajeno y el respeto al material de juego y trabajo (no sólo porque es caro, sino porque debe ser usado por todos los demás niños). En el mismo sentido entendemos el trabajo de los padres, respeto al niño y al educador y comprensión de la tarea a realizar, basada en la comunicación previa, con las preguntas que sean necesarias, y la comprensión completa. Para esto último, proponemos talleres y lectura a los padres con el objetivo de que integración en la dinámica de nuestras actividades esté basada en el conocimiento.

 Por lo tanto, las normas serían pocas y muy básicas, de convivencia y de cuidado del local y el material.

 – No agredir: física, o en caso de más mayores, verbalmente (insultos, descalificaciones y demás)

 – Respetar el trabajo de l@s demás: no quitar un material a otr@ niñ@ que lo está utilizando, no estropear un dibujo que está haciendo otr@ niñ@, etc.

 – No hacer cosas que molesten a l@s demás (los gritos o golpes el aula no son bien recibidos y eso se le hará saber al niño)

 – Ordenar, recoger y limpiar después de utilizar los materiales

 Estas normas se introducen si es necesario con firmeza, pero siempre con respeto.