Inspiración

 Tomamos lo “mejor de cada casa” sin miedo de no casarnos con nadie. Lo importante es el niño, no seguir ningún fundamentalismo educativo y por eso tomamos ideas de distintos métodos, aunque podemos decir que nuestra principal fuente de inspiración es montessoriana, como lo son el 90% de los materiales que empleamos.

En primer lugar, del MÉTODO MONTESSORI:

– Los materiales son excelentes para el aprendizaje intelectual y para los mas pequeños como introducción desde lo muy básico a las ciencias y las letras. Los niños aprenden todo a través del contacto sensorial y los materiales Montessori apoyan el juego y la búsqueda del niño en ese sentido, permitiéndole posteriormente asimilar conocimientos  de forma sencilla y fundamentar sus propias creaciones.

 Los puntos claves de su filosofía:

– la observación del/la niñ@, de sus necesidades individuales, la exquisita atención y respeto hacia sus necesidades de aprendizaje.

– El respeto a los momentos de concentración: momentos en los cuales un@ niñ@ se dedica a una actividad con absoluta atención y concentración. Son momentos muy importantes de su desarrollo psicomotor y mental.

– El respeto a la actividad espontánea: cuando un@ niñ@ hace algo, siempre hay detrás una necesidad de su desarrollo. Siempre que no haya problema, debemos permitírselo, y si no, buscar un espacio adecuado para ello.

La educación Montessori está planteada en cuatro grandes áreas de actividad:

-Matemáticas:

La Dra. Montessori pensaba que la mente del niño era matemática, y estaba basada en el orden y conciencia perceptiva encontrada en el desarrollo de los sentidos de cada individuo. Los niños, al adquirir los principios matemáticos, adquieren un desarrollo lógico desde lo concreto hasta lo abstracto, y de lo simple a lo complejo. Un niño puede avanzar a los materiales de matemáticas al dominar los conceptos básicos de las áreas de vida práctica y sensorial.

 En las matemáticas que se desarrollan en el Método Montessori se incluye el desarrollo de conceptos como: numeración, cantidad, fracciones, valor de posición y las operaciones básicas de adición, multiplicación, sustracción y división.

-Lenguaje:

El desarrollo de esta área consiste en extender la habilidad del habla de todo niño, para incluir el funcionamiento con el lenguaje escrito. El desarrollo del lenguaje escrito procede generalmente en estas etapas:

1. Desarrollo de las habilidades para aprender a escuchar / vocabulario

2. Desarrollo de la escritura

3. Pre lectura (composición y pronunciación de palabras)

4. Lectura

-Vida práctica:

El Método Montessori se divide en 5 áreas, es decir los materiales que emplea este método son distintos y por ello se separan en distintos rubros. En primer lugar está el área de vida práctica, cuidado de la persona, cuidado del ambiente, gracia y cortesía, control motriz y juego de silencio.

En el aula Montessori los niños son atraídos primero hacia el área de los ejercicios de Vida Práctica, ya que estos materiales se les hacen muy familiares a los objetos que pueden encontrar en experiencias cotidianas de la vida, o en su hogar.

-Sensorial:

Esta área consta de materiales que educan y refinan los sentidos del niño, ya que el niño va aprendiendo a reconocer similitudes y diferencias entre objetos parecidos. Siendo esto muy importante para el dominio del trabajo posterior (involucra lenguaje y matemáticas).

-Cultural:  (geografía, historia, botánica, zoología, ciencia adicional, música, arte…)

Imaginemos por ejemplo, poder tocar una raíz cuadrada, literalmente tocarla con las manos. Eso permite que el niño entienda y comprenda mejor los conceptos abstractos. El material Montessori está orientado de esa manera.

El objetivo es aprender sin memorizar, aprendiendo en el ambiente natural. El cerebro de los niños está en sus manos y es muy importante ayudar a desarrollar el lenguaje no verbal.

Otro concepto importante es la forma en que trabajamos el “error” en el aula y fuera de ella. Por desgracia, constituye un factor limitante en muchos ocasiones en el proceso de creatividad y aprendizaje. Cuantos menos “no” y “pero” decimos a un niño a lo largo del día, más contribuimos activamente a no limitar su creatividad.

Otro aspecto importante del método es que Montessori no ve el desarrollo del niño como algo “lineal” (de año en año, como en el método tradicional) , sino que se divide en etapas y fases, algunas más activas y otras más tranquilas. Así la etapa de 3 a 6 años constituye una de las más importantes en la vida del niño y los grupos pueden formarse con niños de edades entre 3 y 6.

No hay que caer en el error de dar toda la importancia al material. Es fundamental el ambiente síquico y el físico, el ambiente emocional, el clima agradable y la forma en que trabajamos el “error”.

Otro aspecto de Montessori muy importante es la forma en que se trabaja el silencio. El silencio se expresa no como un “castigo”, sino como estado para el autodescubrimiento. Por ello, comenzamos el trabajo en el aula con un mantra y una meditación alrededor de una elipse donde los niños aprenden a dejar ciertas “energías” fuera del aula y a centrar una energía de colaboración y de respeto mutuo muy positiva para el aprendizaje.

De la PEDAGOGÍA WALDORF, destacaríamos:

– La repetición de los ritmos, elemento para dar un entorno estable y seguro.

– Los materiales naturales y el respeto por el medio ambiente.

– El fomento de la sensibilidad artística y creativa.

– La presencia del adulto como ejemplo; a veces los adultos también hacen cosas ellos mismos que l@s niñ@s puedan observar, y unirse a ellos si lo desean.

En cuanto a la PEDAGOGÍA DE LOS WILD, el concepto de ESCUELA LIBRE:

– El respeto absoluto a los ritmos y decisiones del/la niñ@, sus necesidades de superviviencia (amor, respeto, límites) y desarrollo.

– Los materiales estructurados de la escuela libre son eminentemente Montessori.

– Se fomenta la permanencia del niño o niña en el exterior.

– Con el sistema creado por Rudolph Steiner comparte los momentos de concentración y expansión.

– La confianza en que si se les da el ambiente adecuado saben lo que necesitan para su desarrollo.