El día a día

Nuestra experiencia con niños y el ritmo de vida en la casa nos ha permitido idear este horario:

9:00-9:30 Llegada y recepción de los niños. Es muy importante que se sientan acogidos y bien recibidos por los adultos que les acompañarán. Estos empiezan su tarea de observar a los niños; ya que si son conscientes de cómo entra cada uno podrán comprender con mucha mas facilidad cuestiones posteriores que surjan y conectar con sus necesidades de ese día concreto.  Si ese día han dormido mal, si echan en falta algo, si siente recelo por alguna razón. Los primeros días, los padres podrán estar en el espacio mismo, en su papel de observadores, apoyando al niño con su presencia y con información a los educadores.

Nuestra propuesta es recibir el día sentados en la elipse (que representa la forma de los sistemas solares y galaxias), escuchando un mantra, sintiendo el silencio o con un pequeño juego de silencio. Todo depende de las “energías” que nos encontremos. De ese modo, los niños entran en armonía unos con otros, antes de comenzar el “trabajo” de jugar. Desde nuestro punto de vista, el juego es el “trabajo” de los niños, que permite desarrollar infinitas conexiones y sinapsis neuronales y desarrollar su creatividad y capacidades comunicativas.

Sobre las 9:30. El educador propone una actividad o bien presenta un nuevo juego. Los juegos Montessori no son expuestos sin más, sino que deben ser presentados al niño en grupos de 2 o 3 para que comprenda los elementos del juego y la forma en que es posible tomarlo o jugar con él. El educador también puede proponer un taller de artesanía, actividad plástica. Este juego o actividad  nunca es obligatorio y se respetaría a l@s niñ@s que prefirieran seguir con otras actividades libres. Un niño puede dedicar el día a observar un juego o a observar el juego de los demás. Se puede “trabajar” de infinitas maneras y, una vez atendidas sus necesidades y comprobado que no hay un problema o bloqueo en el niño, su trabajo de enfoque y observación puede continuar.

Sobre las 11:30-12:00 Se propone un desayuno, y no hay obligación alguna de tomarlo.Siempre habrá alimentos sanos a disposición de l@s niñ@s en todo momento a lo largo de toda la jornada. Los niños pueden seguir trabajando con los juegos elegidos, si lo prefieren. Antes de salir al exterior, se recoge conjuntamente. Es importante que los niños integren la importancia del orden del aula, una vez terminada la actividad, para continuar con otras cosas sin obstáculos.

12:00-13:00 Juego libre en el exterior, campo o huerto y  después de recoger el material de desayuno.La hora puede acortarse o extenderse en función del clima, los horarios son de referencia.

13:00-14:00 De vuelta al local, el educador cuenta un cuento, toca música,y será un momento mágico, de creatividad y fantasía para todos, canta una canción o invita a un baile. Hay ropa para disfrazarse y “sentir” el cuento con un gorro especial o con un sombrero que les permite “entrar” creativamente en el cuento.

14:00-14:30 Se propone una comida con algo de los padres hayan traído de casa para ellos, si esa es su elección.

14:30-15:00 Recogida del local para recibir las actividades de la tardes. Los padres pueden pasar a recoger a sus hijos en esa horquilla flexible de tiempo.  Los adultos que hayan acompañado a los niñ@s ese día pondrán el mismo cuidado en despedirse que en recibirl@s por la mañana.

Las vacaciones

Lo ideal es que el centro cierre en agosto y fiestas según el calendario laboral, autonómico y local y que el resto del año lo puedan disfrutar padres madres, niños y niñas.

Ejercicios en la línea de la elipse:

A lo largo del día, en el aula Montessori se utiliza una elipse dibujada en el suelo en la que se realizan actividades que  tienen como fin  mejorar la coordinación motora gruesa y el equilibrio. En la linea, además,  se llevan a cabo las  actividades grupales que  tienen el propósito de enseñar  orden, el  respeto por los turnos y a socializar. Todas las actividades de Gracia y Cortesía se realizan en la elipse por ser temas de interés para todos los niños.

 Para el desarrollo  de la motricidad gruesa, se puede marcar el ritmo con diferentes instrumentos ,  con las palmas de las manos ó marchando.

. Caminar despacio
. Caminar respetando la distancia con los compañeros.
. Caminar rápido.
. Caminar punta – talón.
. Caminar en puntas .
. Caminar sobre los talones.
. Caminar hacia delante.
. Caminar hacia atrás.
. Caminar de lado.
. Caminar con las manos en distintas partes
el cuerpo.
. Saltar con los pies juntos.
. Saltar con diferentes ritmos.
. Marchar.
. Galopar.
. Reptar.
. Rodar.
. Saltar en un pie.
. Caminar con paso de animales (oso, conejo, rana, hormigas, etc.).

Sobre la elipse se realizan también ejercicios de equilibrio  y postura corporal:   Mantener equilibrio trasladando objetos requiere de mucho control motor y visual y excelente ejercicio para mejorar la postura corporal.

. Caminar sosteniendo una bandera.
. Caminar sosteniendo un florero.
. Caminar con una copa con semillas.
. Caminar con objetos como péndulos o argollas.
. Caminar con saquitos sobre la cabeza.
. Caminar con saquitos sobre los hombros.
. Caminar con copas con agua.
. Caminar con bandejas con copas con líquido.
. Caminar con un libro sobre la cabeza.

El equilibrio con sacos relleno: consiste en movilizarse por la línea cargando sacos pequeños rellenos de arroz, bolitas de icopor,  semillas, arena, entre otros. Pueden llevarse sobre diferentes partes del cuerpo, como la cabeza, la nuca, el omóplato, espalda, pecho, dorso o palma de la mano,  un brazo extendido al frente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s