El abuso de oxitocina en el parto puede causar autismo

Publicado por Miguel Jara el 23 de abril de 2012

Hace unas semanas estuve en casa del médico especializado en parto natural Emilio Santos Leal. Uno de los temas sobre el que más hablamos fue el peligro del abuso de oxitocina en los partos, algo que ya hemos tratado en otras ocasiones. Uno de esos peligros es que la oxitocina cause autismo. No hay pruebas pero sí indicios. Hechos demostrados:

Desde 1992 se sabe que la oxitocina está relacionada con la sociabilidad y con los estados emocionales de la esfera del amor.

Desde 1995 se sabe que la oxitocina se eleva de manera natural, tanto en madres como en hijos, tras el nacimiento, con un máximo a la hora, en preparación para el vínculo y para la lactancia.

Desde 2003 se sabe que en cesáreas programadas, es decir, en mujeres que no han pasado por el proceso del parto, no se produce la subida de oxitocina a la hora del nacimiento.

Desde 2005 se sabe que la oxitocina pasa de la sangre al cerebro de los bebés (los adultos tienen la llamada “barrera hemato-encefálica”, pero los bebés carecen de ella).

En 2007 un estudio confirmó que la oxitocina se está usando mucho más en mujeres primerizas.

En 2007 otro estudio confirmó como claros factores de riesgo de autismo los siguientes: ser primeriza, tener mayor edad, parto prematuro, y bebé en presentación de nalgas. Posiblemente estos cuatro son, en realidad, factores que aumentan la probabilidad de necesitar oxitocina durante el parto.

Desde 2008 se están mostrando resultados prometedores del uso experimental de oxitocina intranasal como tratamiento del autismo.

Desde 2009 se sabe que una escasez de función de la hormona oxitocina causa autismo.

Desde 2009 se sabe que en otras especies (perros) la alteración artificial de los niveles de oxitocina en los momentos siguientes al nacimiento, conllevan trastornos a largo plazo de las conductas sociales, sexuales y de emparejamiento.

Fuente

Anuncios